Volver Atrás


LA PRIMERA OCUPACION DE LAS ISLAS SANDWICH DEL SUR Y LA HISTORIA DEL "YETI DE THULE"


Autor: Ricardo Hermelo; Junio de 1991.



Prologo: Durante un largo tiempo me interesó la recopilaciòn de la experiencia en las ìslas Sandwich del Sur, como una continuaciòn a nuestro trabajo
con Isidro Valdez, LU3ZY en 1978, quien con nuestro apoyo, reactivara las islas desde el mismo lugar, aunque con instalaciones más modernas y confortables.
Es asì que resultó un gran placer entrevistar a este antiguo antártico y navegante de los mares del sur, quien nos brindó un relato original, con la experiencia
de poner en funcionamiento la primera estacón de aficionado desde las Islas ândwich del Sur, en compañìa de dos aficionados que oportunamente designara
el Radio Club Argentino. Ademàs, Don Ricardo Hermelo / LU4ZY, nos transmite en exclusividad la famosa historia del Yeti de Thule, un legendario relato sobre este hipotètico monstruo, que ha recorrido todo el sur ante el asombro de los extraños y con la amplia sonrisa de los mas experimentados.ááááááá
Con la profunda emoción que me produjo entrevistarlo y compartir sus añoranzas, adivinando a travèz de su relato y gestos la aventura vivida; vaya nuestro
agradecimiento por habernos dedicado un momento de su vida y por transmitirnos un emocionado recuerdo de sus épocas de juventud.

Alberto U. Silva, LU1DZ.áááááááááááááááááááááááááááááááááááááááá

 






Primer refugio instalado en las islas.



En 1955, mas concretamente el 14 de diciembre, la ARMADA ARGENTINA desembarc˛ en las Islas THULE, (Isla Morell), a los tres primeros ocupantes que permanecieron por tiempo prolongado en el ARCHIPIELAGO SANWICH DEL SUR. "Asý quedaron viviendo tres argentinos aislados en la isla MORELL, siendo los primeros en vivir en esas condiciones" sic (1).

Esta operaci˛n respondýa a la polýtica vigente de ocupaci˛n y ejercicio de la soberanýa en la AntÓrtida Argentina, vigente desde 1903, a˝o en que la
Corbeta A.R.A URUGUAY asombr˛ al mundo con el conocido rescate de la expedici˛n sueca de Otto NORDENSKJAL, al hundirse su buque polar
"ANTARTIC".

El legendario rompehielos A.R.A. GRAL. SAN MARTIN fue quien transport˛ los materiales y el personal del Refugio THULE. El a˝o anterior, al regreso de la "primera penetraci˛n al MAR DE WEDDELL", que efectuara este buque, recal˛ en el grupo SANDWICH y luego de desarrollar relevamientos y trabajos, procedi˛ a instalar el refugio, que un a˝o mas tarde permitirýa la 1ra. ocupaci˛n formal y reconocida.

El refugio se llam˛ Teniente ESQUIVEL (2) y fue construido abordo y en navegaci˛n, por el Suboficial del Batall˛n de Construcciones de la ARMADA,
FERRARI. Los materiales eran puntales de madera de 4 x 4 pulgadas y el buen ingenio y algunos elementos mas que se encontraban en el buque.
Esta curiosa manera de fabricar el refugio, que normalmente se transportaba desarmado desde Buenos Aires, se debýa a que la decisi˛n de instalarlo fue adoptada abordo luego del reconocimiento antes citado, por el entonces Comandante de la Agrupaci˛n Naval AntÓrtica, CapitÓn de Navýo Dn. ALICIO E. OGARA.(3)

La instalaci˛n se completa el 26 de enero de 1955, conjuntamente con la baliza "Gobernaci˛n Marýtima de Tierra del Fuego" erigida en proximidades a 200 metros, trabajos de los que participaron los tripulantes del SAN MARTIN; como es habitual en estos casos, se dejaron výveres para la eventualidad de que alguien pudiese necesitarlos. No se omitieron los sýmbolos patrios ( escudo y bandera argentina ) que acreditaban la nacionalidad de la nueva instalaci˛n sub-antÓrtica.

Fue durante esos pocos dýas en que se cumplýan estas tareas, en que un hombre, un ingeniero naval alemÓn que actuaba como garantýa del astillero que recientemente habýa entregado el rompehielos a la ARGENTINA, crey˛ ver un extra˝o ejemplar, en la costa, a unos cientos de metros de donde tenýan lugar los trabajos.

Este acontecimiento se produjo en uno de los tantos viajes de la lancha "doble carroza" a tierra. Al regresar abordo, el Guardiamarina Ricardo HERMELO, patr˛n de la lancha, dio parte del asombro que denotaba el alemÓn, quien manifestaba haber observado un extra˝o ejemplar; se le pidi˛ que lo dibujara y como resultado, qued˛ la inc˛gnita de quŔ era lo que habýa divisado, a unos cien metros de la costa y en una ma˝ana fria y sin sol, con los bruscos movimientos de la peque˝a embarcaci˛n; solo Ŕl fue el que avist˛ el extra˝o ejemplar, rodeado de lobos, leopardos, focas y pingŘinos, tradicionales componentes de la fauna antÓrtica; el resto de los cuatro tripulantes, se encontraban atentos en sus puestos, frente a los bruscos cabeceos y rolidos.
Los comentarios de abordo quedaron flotando en el ambiente durante unos cuantos dýas y se le dio en llamar "el YETI de THULE'.


"Imagenes similes de los equipos utilizados en la expedici˛n."




Un a˝o mas tarde, en la campa˝a antÓrtica 1955-56, se decidýa ocupar por tres meses, el refugio THULE como se lo conocýa en ese entonces y se design˛
al mismo HERMELO, que ejerciese la jefatura contando con los Sres. JOSE M. AHUMADA y MIGUEL VILLAFAĐE, como integrantes de la primera dotaci˛n.
Estos dos ¨ltimos eran miembros del RADIO CLUB ARGENTINO, quien conjuntamente con la ARMADA patrocinaban la expedici˛n de los radioaficionados
que consistýa en efectuar transmisiones "desde un nuevo paýs", seg¨n las regulaciones internacionales de las comunicaciones de "DX" ( de larga distancia )á.

Dentro de la misi˛n asignada a los ocupantes, figuraba la de efectuar observaciones meteorol˛gicas, glaciologicas y oceanogrÓficas, y en particular la
instalaci˛n de una regla para la observaci˛n de las mareas y un abrigo meteorol˛gico con el instrumental de observaciones. Durante el viaje hacia THULE,
fueron constantes las bromas y chanzas que se les hacia a quienes se enfrentarýan en THULE con el "YETI". La mayorýa lo hacia con la convicci˛n que se
trataba de un caso sin credibilidad, pero otros no estaban tan convencidos. Fue asý como un 14 de diciembre de 1955 luego de completar en varios viajes de
lanchas, todo el material necesario, antenas, equipos, výveres, la dotaci˛n qued˛ sola en tierra.

El rompehielos se alejaba hacia el sur, para iniciar su segunda penetraci˛n al WEDDELL y reabastecer la base adelantada BELGRANO, desde la que a˝os
mas tarde llegarýa al polo sur, el General LEAL. Antes de zarpar, el mismo suboficial FERRARI que habýa construido el refugio, ados˛ una peque˝a
"habitaci˛n" para que pudiese alojar el tercer hombre ya que el refugio disponýa de solo dos cuchetas. No fue posible la instalaci˛n de un ba˝o por el
exiguo tama˝o de las instalaciones. (5)

Luego de ese instante, tan solo un instante de emotiva meditaci˛n, el terceto se dedic˛ a completar las instalaciones para asegurar la permanencia de la mejor
forma posible, en un lugar sumamente inh˛spito, en medio de una enorme pingŘinera que rodeaba las instalaciones. Miles y miles de pingŘinos que anidaban
y anidan y empollan a sus descendientes, con esa curiosa ceremonia de entrega de la guardia entre la pareja. Se convivýa con ellos, pero alegraban a los
j˛venes ocupantes con sus torpes movimientos en tierra.

La primera tarea fue la de calafatear con estopa y tenedor en mano las innumerables hendijas del refugio; las dos estufas a gota de kerosene, mas las lÓmparas y cocina a presi˛n, no resultaban suficientes para elevar la temperatura en el peque˝o interior. Tal era el frýo, que se dormýa dentro de los sacos de dormir de plumom dubet, casi completamente vestido, con ropa de lana y medias antÓrticas.
Las botas que se untaban con grasa de foca, pero no llegaban a permitir que los pies se calentaran.
Pero el ingenio y dedicaci˛n triunfaron y los chifletes de las hendijas se fueron desvaneciendo; solo quedo la gran ranura de la puerta, difýcil de obstruir.

Casi simultÓneamente, se ordenaron los elementos y výveres que en su mayorýa fueron estibados y ordenados fuera del refugio, pues el interior era mezquino;
tan solo los instrumentos, equipos de radio y los pertrechos mÓs delicados, quedaron en el interior.

Se erigi˛ el campo de antenas con torres ancladas en el duro suelo de origen volcÓnico e inmediatamente los radioaficionados, iniciaron sus llamados "CQ 20 metros" en espa˝ol e inglŔs, que eran respondidos por distantes corresponsales, que se sorprendýan de la existencia de ese nuevo lugar y que pronto, en el afÓn de no perder la oportunidad de hacer la comunicaci˛n de la estaci˛n que solo estarýa activa por unos pocos meses, luchaban por establecer el
enlace e incorporar la valiosa tarjeta "QSL". Es que LU2, LU3 y LU4 ZELANDIA YUCATAN, estaban en el aire y la noticia alcanz˛ ribetes internacionales.
Uno de los tanto temporales que azotaron a la isla, derribaron las torres de antenas, pero estas fueron erigidas varias veces, sin interrumpirse las
comunicaciones, salvo en peque˝os intervalos.




En los comienzos, para mejorar las condiciones de habitabilidad, se erigi˛ una carpa con piso de madera y palo central con vientos anclados, y desde
allý se trabajaba con las comunicaciones, pero los fuertes temporales terminaron por destrozarla y el transreceptor se instal˛ a los pies de VILLAFANE,
quien dormiaa en la peque˝a piecita con las piernas encogidas, mientras AHUMADA o HERMELO efectuaban comunicados de "DX" (larga distancia) .
El resultado fue, que al tŔrmino de la permanencia se completaron mas de 1500 comunicados en las bandas de radioaficionados, a mas de las
comunicaciones diarias y peri˛dicas con el rompehielos SAN MARTIN y las estaciones del servicio naval m˛vil marýtimo de la AntÓrtida y el continente.(6)

El dýa se ocupaba ademÓs, con tareas que no se quedaban atrÓs en cuanto a su importancia; sin desmedro de las observaciones meteorol˛gicas, glaciologicas y de marea, se efectuaban reconocimientos y se registraban los datos de flora y fauna que el SERVICIO de HIDROGRAFIA NAVAL y el INSTITUTO ANTARTICO ARGENTINO habýan planificado. Era la Ŕpoca en que el helado continente comenzaba a ser reconocido de modo sistemÓtico y cientýfico, y ademÓs en modo masivo y no como producto de una aislada expedici˛n de las que se realizaron en las primeras dŔcadas de este siglo, pr˛ximo
a culminar.

En un plano menos cientýfico, los tres hombres luchaban con la cocina, pues todos aprendieron a cocinar en esos dýas y a procurarse el agua para lavarse, beber, cocinar y limpiar el refugio.
La nieve y los deshielos dentro de la pinguinera estaban contaminados por los infatigables pingŘinos, y por esta raz˛n, todos los dýas, el aguatero de "guardia" trepaba la ladera hasta unos 300 metros, munido de pala y balde procuraba la nieve limpia, que luego era derretida sobre el fuego de la cocina.
Como previsi˛n, y para una emergencia, el jefe del refugio habýa incluido dos tambores de 200 litros de agua que fueron mantenidos como reserva.
En sus proximidades y lejos, yacýan los tambores de combustible para alimentar el motogenerador naftero.

El tiempo fuŔ transcurriendo sin prisa pero sin pausa; ciertas veces rÓpidas pero otras, lentamente, en funci˛n de que las actividades no eran muy atractivas (la cocina el agua... etc.). Cierto dýa, AHUMADA habýa salido a efectuar una patrulla de rutina y de repente, regres˛ corriendo al campamento.
Realmente estaba desencajado habýa visto al YETI...!!!


Guardiamarina Don Ricardo Hermelo, en las islas.




El guardiamarina HERMELO, que nunca habýa creýdo del YETI, pero, como habýa participado el a˝o anterior del incidente del ingeniero alemÓn, dudo y en compa˝ia de VILLAFA├ĹE Y AHUMADA, pistola COLT 45 en mano, todos se dirigieron al lugar; Ŕste se encontraba a unos 2 kil˛metros; el terreno era sinuoso
y con piedras volcÓnicas de diverso tama├▒o. La isla de por sý era un volcÓn.
Luego de unos 20 minutos de marcha, AHUMADA reconoci˛ el lugar, sin poder divisarse al extra˝o. Tan solo perezosas focas y leopardos marinos, mas unos
pocos elefantes, se entretenýan en el lugar, extremo meridional de la isla, sobre la Bahýa FERGUSON.

El crep¨sculo que dura casi toda la noche dificult˛ la b¨squeda y luego de dos horas, se regres˛ al campamento para la hora de la cena.
Desde ese dýa, HERMELO estableci˛ una patrulla diaria hasta el mismo lugar, que era cumplida por turno y por uno solo y los dos restantes, quedaban a la
orden, cumpliendo tareas pero con la consigna de acudir al lugar si luego de un tiempo prudencial, el de patrulla no regresaba.
No habýa miedo pero sý expectativas; cuando se es joven, la aventura es un acicate.

Una semana mas tarde, la tÓctica di˛ el resultado que se esperaba: nuevamente el mismo AHUMADA, regres˛ corriendo, casi sin aliento, con el convencimiento de haberse topado de repente, con el monstruo; agregaba ademÓs que cuando se qued˛ mirÓndolo, se le habýa venido encima, cosa que no era normal en la fauna de cierta semejanza.
Nuevamente el alistamiento presuroso con la pistola COLT, ¨nico armamento disponible y la casi carrera de los tres hasta el lugar, actuando AHUMADA como guýa.
Pero esta vez, el trýo se encontr˛ con el animal.

Se aproximaron hasta unos 5 mts. y fue allý cuando HERMELO, al ver que el ejemplar que nunca habýa visto, sus colmillos y erguido, buscaba el acercamiento,
con una agilidad poco com¨n, empez˛ a computar con las fracciones de microsegundos que se aceleran a cada instante y que definen los momentos de
peligro; fue entonces en que sin dudarlo mas que un instante, comenz˛ a disparar sin interrupci˛n, el cargador completo de 8 tiros de su pistola reglamentaria, provista para el servicio naval.
Al tercero o cuarto disparo, el animal de mas de 2,30 mts. de alto se detuvo, y lentamente se desplom˛.

El lector pensarÓí que se trata de una novela, pero quien esto escribe, aun rememora ciertos momentos que son indelebles, que no se borran jamÓs, que han
sido vividos y luchados a brazo partido, que son momentos en los que hay que triunfar si o si, que no dejan espacio para otras alternativas que no sean las que responden al instinto de supervivencia propios de los seres racionales e irracionales, que son momentos en que el tiempo adquiere otra dimensi˛n, una
dimensi˛n superveloz pero que al mismo tiempo le permite a quien lo vive, percibir cada instante como en cÓmara lenta.
Es curioso el fen˛meno y la reacci˛n humana, pero es asý.
De repente, todo retorna a la dimensi˛n habitual, y cabe el espacio para la reflexi˛n y el razonamiento con las conclusiones emergentes de todo lo acontecido.

Y asý aconteci˛; ya en tierra la bestia fue analizada por quienes ignoraban de que se trataba; les llam˛ la atenci˛n la piel, de pelo corto y una tonalidad negra
y ligeramente plateada.
Pero si bien existýan diferencias con las focas conocidas, le encontraron semejanzas con esa especie, salvo en la cabeza y en las extremidades.
Se decidi˛ que habýa que cuerearlo y asý se hizo, resultando ganador del cuero, luego de haber echado suertes con una moneda, VILLAFAĐE.

Quedaron en el lugar, los restos; el cuero se clav˛ sobre una pared exterior del refugio, para despojarlo de la grasa que aun quedaba.
El jefe del refugio, inform˛ a su buque de apoyo, el SAN MARTIN, el acaecimiento y las cosas quedaron asý hasta que d├ýs mas tarde, la dotaci˛n fuŔ evacuada
de urgencia por haber entrado en erupci˛n una isla vecina. Este relato corre en " separata"á(7)

Al ser evacuado el refugio mediante dos helic˛pteros del rompehielos, dos cientýficos de abordo pidieron y recogieron los restos del YETI.
Ya abordo, durante varios dýas se trat˛ de identificar la especie y al cabo de una semana, uno de los especialistas en biologýa encontr˛ en un antiguo libro de la biblioteca, una fotografýa en la que aparecýa un ejemplar idŔntico al de THULE. Se trataba de la llamada foca peletera, especie extinguida a principios de siglo, por la continua persecuci˛n en raz˛n de su fina piel.
AdemÓs, se trataba de la cuarta especie de focas, de la que no existýa en nuestros museos, ning¨n ejemplar.

En Ŕpoca reciente, en Tierra del Fuego, estÓn volviendo a observarse focas peleteras, y tambiŔn en la AntÓrtida, como asý lo ha comentado Natalie
GOODALL de estancia HARBERTON, a pocos kilometros de USHUAIA.
Es posible que la suspensi˛n de la caza de la ballena, haya permitido que esta especie se estŔ recomponiendo lentamente y pueda ser nuevamente admirada, a pesar de las continuas depredaciones y de la acci˛n destructora del hombre industrial.

Finalmente el autor de este artýculo quiere dejar expresa constancia de que es la primera vez que describe la historia del YETI de THULE.
Que lo ha hecho por cuanto, en numerosas oportunidades, diferentes personas que tuvieron conocimiento del hecho, le pidieron el relato de lo acontecido y por el interŔs observado, ha querido dar a conocer el testimonio con la fidelidad y la verdad que se merecen los hechos vividos.
Desea agradecer, ademÓs a dos personas quienes a lo largo de las numerosas conferencias que tienen en su haber sobre la AntÓrtida, divulgaron lo aquý
relatado.
Son ellos el Almirante LAURIO DESTEFANI (8) y el Almirante JORGE ALBERTO FRAGA (9).

Quedarýa inconclusa esta peque˝a e importante historia si no se describise el regreso de la dotaci˛n al SAN MARTIN. La toldilla y parte de la cubierta de vuelo estaba ocupada por quienes no estaban apostados de guardia.
Habýa curiosidad pero al poco rato, quienes regresaban fueron obligados a tirar al agua toda la ropa de equipo antÓrtico, porque tenýan el hedor de los
pingŘinos, con quienes habýan convivido y se habýan acostumbrado.
La experiencia fue realmente hermosa; fue la experiencia que permite valorar estrechamente lo que representa, vivir en un mundo civilizado, donde muchas
veces no se presta atenci˛n a lo que significa encender y disponer de luz, accionar una canilla y ver que el agua fluye alegremente, penetrar en una casa y
encontrarse en un ambiente confortable, en fin, en una serie de realidades que son parte del mundo actual y que pasan realmente desapercibidas.

Es tan solo una reflexion que solo cabe, cuando algo nos falta, pero esta falencia es difýcil de detectar en los tiempos actuales, en los que diariamente el
confort se multiplica e inunda nuestro ambiente y la tecnologýa nos avasalla con total realismo y sin ninguna pausa.








En esta imagen se aprecia parte del equipo receptor Hallicrafters SX71 y a Don Hermelo con el micr˛fono en mano.







En esta otra imagen se aprecia mejor el Tx. Collins 75A2 sobre el Rx. Hallicrafters SX71.
Observe el hielo en las paredes internas del refugio.





LA EVACUACION DEL REFUGIO THULE



El ueves 12 de Enero de 1956 a las 09:00 hs. los ocupantes del refugio, escuchan dos o tres peque˝as explosiones como si fuera un arma de pu˝o procedentes de
la playa de la Bahýa FERGUSON.

Hermelo, que teniaa informaci˛n que podýan efectuarse desembarcos de soviŔticos, alista la nota de protesta ya preparada y se dirige a la playa con Ahumada
y Villafa˝e.
La playa no se divisaba desde las inmediaciones del refugio.

10:00 hs. - En la playa no hay signos de desembarcos. En el regreso, una nueva detonaci˛n y perciben olor nauseabundo: son emanaciones sulfurosas, similares
a las que habitualmente se dan en Isla DECEPCION.
Por ello se resta significaci˛n al suceso y se reanudan las actividades diarias.

16:00 hs. - Luego de varios dýas de no ver las islas vecinas, calma el viento y se observa que la Is. COOK estÓ en erupci˛n.
Se percibe claramente que hay tres bocas que proyectan tonalidad rojiza hacia arriba y la vertiente de lava que derrama hacia el mar.
Hermelo decide comunicar la novedad al SAN MARTIN pero no hay modo de hacerlo.
Se prueba con otras estaciones del sector antÓrtico ( SAN MARTIN, DECEPCION, GEORGIAS, MELCHIOR, ORCADAS, sin respuesta.
Lo mismo ocurre cuando se ingresa en el servicio fijo de la ARMADA y la central PUERTO BELGRANO y BUENOS AIRES no responden, a pesar de que el llamado se hace en telegrafýa.
Tampoco responden las estaciones en la banda de radioaficionados. Se continua el intento de ligaz˛n readioelŔctrica permanente.(1)

Viernes 13 de Enero.

Viernes 13 de Enero, 03:00 hs. , en el sector de banda de radioaficionados, hay una respuesta. Es un radioaficionado de MENDOZA. Es el ˙nico que escucha a THULE y muy dŔbil.
HERMELO le explica la situaci˛n y le pide que telef˛nicamente se contacte con la Central de Comunicaciones del MINISTERIO de MARINA y pase el siguiente
mensaje:

PROMOTOR : JEFE DE REFUGIO THULE

DESTINATARIO : ROMPEHIELOS SAN MARTIN (para retrasmitir).

TEXTO : EN LA MAĐANA DEL JUEVES 12 SE OBSERVARON EMANACIONES SULFUROSAS EN ISLA PROPIA.
POR LA TARDE SE COMPROBO QUE EL VOLCAN DE ISLA COOK, ESTA EN VIOLENTA ERUPCION. SUGIERO EVACUAR DE INMEDIATO ESTE REFUGIO.

FIRMADO : RICARDO HERMELO- JEFE DE REFUGIO.

El radioaficionado informa que si bien no tiene telŔfono en su QTH, se dirigirÓí en bicicleta a un lugar distante 20 minutos y que se aguarde la respuesta.
Asý ocurre, una hora mas tarde; agrega que el mensaje ha sido recibido por el oficial de guardia.
Que si se necesita algo ademÓs, a lo que le responde que la dotaci˛n esta bien, y se le agradece su importante servicio.

SÓbado 14 de Enero:

12:00 hs. - Se entra en comunicaci˛n con el SAN MARTIN; el Comandante pide hablar con HERMELO quien le detalla lo ocurrido; el primero le dice que el buque
ya esÓí dirigiŔndose hacia THULE y que se aliste para la evacuaci˛n, modo aŔreo.
Luego, se establece un intercambio de informaci˛n con un cientýfico embarcado quien pide que se coloque en una mesa, cuatro lÓpices y otros cuatro perpendicularmente. Se cuentan los disponibles .. y solo hay tres lÓpices.
No se pudo determinar el sentido del movimiento terrestre.

Domingo 15 de Enero:

14:00 hs. - Aparecen dos helic˛pteros navales S-55 del SAN MARTIN.
Este estÓ a 15 a 20 millas de la isla y debido a que la visibilidad es mala, no distinguen el volcÓn.

Se carga el instrumental, cron˛grafo marino y pertenencias, mas los tres miembros de la dotaci˛n y se decola rumbo al rompehielos, pasando antes para recoger los restos del YETY.
Aproximadamente 20 minutos mas tarde, los helic˛pteros estÓn aterrizados en cubierta de vuelo.
El refugio ha sido evacuado y finaliza la primera ocupaci˛n de personal argentino en las SANDWICH DEL SUR.

El destacamento naval DECEPCION, que disponýa de un sism˛grafo, registrarÓ el movimiento, y Ŕste se repiti˛ quince dýas mas tarde.

NOTA: (1) Cuando se producen movimientos sýsmicos, esta probado que simultÓneamente se alteran las condiciones de propagaci˛n radioelectricas, los que
afecta a las comunicaciones.


REFERENCIAS Y BIBLIOGRAFIA

(1) Laurio H. Destefani- "Malvinas, Georgias y Sandwich del Sur- EDPRES -1982- R.ARG.

(2) Recordando al teniente de fragata Horacio Esquivel, que fue parte del segundo viaje de la "URUGUAY" en busca de la expedici˛n de CHARCOT (1904-05)

(3) En ese entonces la ARMADA tenia una unidad denominada Batall˛n de Construcciones, que estaba integrada por personal militar de la categorýa carpinteros, plomeros, alba˝iles y otras ramas de la construcci˛n. Se los empleaba principalmente en la Patagonia y en la AntÓrtida donde erigieron los destacamentos
y refugios hoy conocidos.
Eran realmente hÓbiles e ingeniosos y acostumbrados a trabajar en lugares in˛spitos.
El suboficial FERRARI era el encargado del batall˛n.

(4) En 1975, Manuel AHUMADA residente en los EE.UU. public˛ en el WEST COAST DX BULLETIN una nota sobre esta expedici˛n a la isla THULE en 1955, por
celebrarse los 20 a˝os de su realizaci˛n.

(5) Las dimensiones del refugio eran:
Alojamiento N║ 1 - 2,20 x 2,00 mts. con 2 cuchetas.
Alojamiento N║ 2 - 1,30 x 2,00 mts. con 1 cucheta.
Superficie cubierta siete (7) metros cuadrados.

(6) Los comunicados efectuados en bandas de radioaficionados fueron:
En fone 910 (radiotelefonýa) En CW 754 (radiotelegrafia)
Total : 1664

Potencia de salida del transmisor: 100 Watts

(7) Varias de las islas SANDWICH DEL SUR todas de origen volcÓnico, muestran actividad, en su crÓteres ˛ "fumarolas"; similares al caso de la isla
DECEPCION y otras del helado continente.

(8) Miembro de n¨mero de la ACADEMIA NACIONAL DE HISTORIA y autor de numerosas obras sobre el tema AntÓrtida y Patagonia Austral.

(9) Dedicado al estudio de la problemÓtica austral, el Mar Argentino, la explotaci˛n de los recursos y autor de obras sobre este tema.
Activo conferencista en diversos foros.

(10)Este artýculo estÓ basado en la siguiente documentaci˛n:

-Informe del Jefe del Refugio R.HERMELO a la ARMADA-1956

-Diario personal, campa˝as antÓrticas 1954/55 y 1955/56

-Boletýn West Coast USA - Octubre de 1973.

-Cartografiaa del Servicio de Hidrogafýa Naval.

 


LU2ZY - EXPEDICION A LAS ISLAS SANDWICH DEL SUR

Durante el a˝o 1955 se habýan hecho estudios, sobre la posibilidad de una expedici˛n a alguna de las Islas de nuestro Sur Argentino.
Como ya habia actividad desde AntÓrtida, Shetland y Orcadas, la decisi˛n fue poner en el aire por primera vez a las Islas Sandwich del Sur.
En primera instancia se penso en los problemas que surgirýan como consecuencia del desembarco, ya que se sabýa que la Isla estaba totalmente rodeada por
rocas, y por ende, de muy difýcil acceso ; pero este trance tuvo un final feliz debido a los servicios prestados a tal efecto por la Armada Argentina, quien ademÓs se hizo cargo de los costos de transporte.


El campamento bajo una fuerte nevada.

Es asý que el 23 de Noviembre de 1955, zarpa el Rompehielos General San Martýn, el que antes de llegar a las Sandwich,
debe detenerse en algunas bases de la AntÓrtida Argentina, Orcadas del Sur y Shetland del Sur.
El transporte de los elementos desde el Rompehielos a la Isla se hizo con la ayuda de un peque˝o bote de goma.
En esos momentos, la poblaci˛n de las Sandwich del Sur estaba constituida por tres habitantes, los tres
radioaficionados; el Teniente Hermelo, LU4ZY, Miguel Villafa├▒e, LU3ZY, y JosŔ Ahumada, LU2ZY.
En cuanto se finalizaron las tareas para poner en marcha la estaci˛n, se realizaron los primeros comunicados, a saber, ZP5AY, LU9AX, LU9DBI, CE3BM, CE3LN,
LU4DMG, LU9AAX,CE3JJ, LU4BW, ZS1BK, ZS2ND, W1FH, ZS6AJW y CX2CO.
El campamento consistýa en varias carpas que se utilizaban como vivienda, deposito, sala de radio, etc.
La ubicaci˛n exacta era de latitud 59'27, Sur y longitud 27'01'61, oeste, en la Isla Thule, la mÓs austral del grupo.
El equipo estaba constituido por un transmisor Collins 32V2, un receptor Collins 75A2 y un receptor Hallicrafters SX 71.
La antena era una direccional para 14 Mhz. y un alambre largo para el resto de las bandas.
En total se realizaron 1664 contactos, 45 en 7 Mhz., 1455 en 14 Mhz., 90 en 21 Mhz. y 74 en 28 Mhz..
Las bandas de 10 y 15 mts. metros se volvýan errÓticas, siendo la banda de 20mts. la con trÓfico mÓs s˛lido.

Todo se desarrollaba en excelentes condiciones, cuando surgieron los primeros inconvenientes.
Las islas eran (son) de origen volcÓnico, y se habýan podido apreciar gases sulfurosos de vez en cuando, pero jamÓs se pens˛ en algo que pudiese tener serias complicaciones.
De pronto, se observo como la lava comenzaba a brotar en varios puntos y caýa pesadamente al mar, con inusitado ruido.
Se emiti˛ un SOS, el que atrajo rÓpidamente a la Armada.
El rescate se hizo con helic˛pteros, hacia un buque de transportes navales, y luego en avi˛n hasta Buenos Aires.

Traducido y condensado del artýculo aparecido en Revista CQ, Julio de 1956, pÓg. 52, autor original: JosŔ M. Ahumada, LU8CW.
Traduccion: Raul M. DIAZ, LU6EF. Publicado en Radiofrecuencia.


LU3ZY - a˝o 1979 - Reactivaci˛n de las Islas Sandwich del Sur




Corrýa 1979 cuando Jorge F. VRSALOVICH, LU7XP advierte la presencia de un excelente radioperador en la dotaci˛n de la Estaci˛n Cientýfica Corbeta Uruguay, asý habýa sido denominada la nueva instalaci˛n en la Isla Thule.
Inmediatamente varios de los miembros del Grupo Argentino de CW, entre los que se encontraban Ra¨l M. DIAZ, LU6EF y Alberto U. SILVA, LU1DZ, se movilizan, entrevistan e interesan a las autoridades de la Armada Nacional y de la Secretaria de Comunicaciones, con el objeto de que se le autorice al suboficial áIsidro VALDÈZ, la puesta en el aire nuevamente de este querido e inh˛spito rinc˛n del sur.
Investigada la documentaci˛n existente y los antecedentes profesionales del Sr. VALDÈZ,la Secretaria de Comunicaciones lo autoriza a utilizar la se˝al
distintiva LU3ZY que se hallaban en vigencia y asignada a la marina en ese lugar.
Presurosamente Isidro construye una "zapatilla", llave lateral con trozos de madera, clavos y una hoja de sierra preparÓndose para el gran acontecimiento.
Inmediatamente la Armada dispone que Isidro pueda estar en el aire con regularidad en los momentos libres de su descanso personal y el GACW realiza su primer envýo de elementos, libros de guardia, accesorios, etc. con el objeto de asegurar su permanencia en el aire.
La segunda remesa tuvo un destino trÓgico, pues se perdi˛ en las profundidades del AtlÓntico junto a la tripulaci˛n de uno de los helic˛pteros que realizaba tareas de reaprovisionamiento en la AntÓrtida.
En el interin LU7XP, LU1DAY, LU6EF y LU1DZ se turnan para asistir a Isidro en sus comunicaciones en las bandas de aficionados.
Ante el desconocimiento general de quienes creen que ese lugar correspondia a las letras VP8, Isidro logra en corto tiempo superar los 2.500 QSOs en CW, y al resto de la dotaci˛n en sus comunicaciones de familia y necesidades de informaci˛n general.

A partir de entonces, la estacion LU3ZY se mantuvo en el aire con la participaci˛n de otros integrantes de la Estaci˛n Cientifica hasta 1982, cuando una fuerza naval britÓnica ocup˛ las islas como culminaci˛n del enfrentamiento bŔlico de las Islas Malvinas y silenci˛ sus emisiones hasta el dýa de hoy.






Fotografa del Refugio tomada durante el a˝o 2002 por K5TR




Don Ricardo Hermelo ( LU4ZY ), minutos antes de disertar
en la reuniôn del GACW del 12 de Noviembre de 2011.








Don Ricardo Hermelo ( LU4ZY ) y Betho ( LU1EHR )
en la reuniôn del GACW del 12 de Noviembre de 2011.


* Don Ricardo Hermelo LU4ZY y Betho LU1EHR *








Don Ricardo Hermelo ( LU4ZY ) y Patricio Ruiz Escala LW9DLP / CE3CXE
en la reuniôn del GACW del 12 de Noviembre de 2011.






LU3ZY - Islas Sandwich del Sur , activada por W4HG el 26/10/78.









LU3ZY - Islas Sandwich del Sur , activada por LU1EHR ( ex LU1DLI )á- N. L. " Betho " Vasallo , el 21/11/1981.




Contacto realizado en la banda de 20m. con un equipo Keiss M8TR y una antena dipolo simple V invertida con solamente 20watts de potencia.
El contacto fue realizado operando la se˝al distintiva LU1DLI ( actualmente LU1EHR )á.
El QSO fuŔ unos pocos meses antes del conflicto con el Reino Unido en las Islas Malvinas.


 
Volver Atrás


El artýculo original fue editado por LU1DZ / Alberto ©, publicado en el sitio del GACW .
El presente trabajo fuŔ editado con agregados por LU1EHR / Betho ©, finalizando el mismo el 22 de marzo de 2012 a las 22hs.
Cualquier error de texto, error narrativo, error informativo y/o de Copyright, comunicarlo a [email protected]